Ante la noticia de que este verano va a ser más caluroso de lo normal, protéjase colocando toldos en su casa.

Con los toldos se protege de los efectos negativos que el sol puede tener sobre su salud y la de su familia, ya que evita los rayos ultravioletas, infrarrojos y a la luz visible que pueden afectar a la piel o a la vista. 

La instalación de un toldo de buena calidad consigue impedir la entrada de entre el 90 y el 99% de este tipo de radiación.


Publicado: 15 de Abril de 2017